Cómo conseguir tus primeros clientes como diseñador web

Héctor de Prada |
10 octubre, 2022
Conseguir Primeros Clientes Diseñador Web

Existen muchas razones por las cuáles puedes querer comenzar a trabajar por tu cuenta ofreciendo servicios de diseño o desarrollo web. Mayor libertad, pasión por lo que haces, flexibilidad laboral, espíritu emprendedor…

A mi me pasó nada más acabar de estudiar. Con 20 años. Llevaba tiempo haciendo webs con WordPress para mis hobbies y tenía claro que quería hacer de ello mi modo de vida.

Sin embargo, lo que no tenía pensado era cómo iba a conseguir empresas o personas que estuviesen dispuestos a pagar por mis servicios.

Por eso, hoy escribo este post para contarte los diferentes canales que he encontrado desde entonces para conseguir clientes. Esperando que te puedan ayudar a ti.

¿Quién es tu cliente ideal?

Esta es la primera pregunta que debes hacerte. La que casi ninguno hacemos. Y cuya respuesta seguramente cambiará con el tiempo.

Pero es realmente importante.

  • ¿Vas a hacer páginas webs para pequeñas empresas?
  • ¿Vas a ofrecer servicios más especializados para grandes empresas?
  • ¿Tienes pensado centrarte en un nicho de mercado?
  • ¿Trabajarás solo a nivel local? ¿O buscarás clientes nacionales, incluso internacionales?

Todo esto es clave para descubrir cómo y dónde tienes que venderte para conseguir clientes.

¿Qué servicios vas a ofrecer?

Otra de las cosas fundamentales antes de ponerte a buscar clientes es tener claro que les vas a ofrecer y cómo vas a intentar diferenciarte.

Lo que se suele llamar tu propuesta de valor.

En este artículo vemos diferentes servicios que puedes ofrecer a los clientes de tu agencia web. También aplicable si eres freelance, por supuesto. Y que van mucho más allá del diseño y desarrollo web.

Puedes centrarte solo en el desarrollo con WordPress, por ejemplo, si es la herramienta con la que sueles trabajar. Aunque te recomiendo que en ese caso ofrezcas también servicios de estrategia digital. Ya que una web sin una estrategia no suele valer para mucho. Sobre todo a los pequeños negocios que no tienen un equipo de marketing propio y que dependen de tus recomendaciones para digitalizarse.

También puede que quieras especializarte en algo más concreto como el desarrollo de sitios de ecommerce. O incluso el mantenimiento técnico de webs de WordPress.

Crea una web profesional atractiva

No, aquí no vale eso de “en casa de herrero cuchillo de palo”.

Si estás comenzando, la primera opción que tienes para tener algo que enseñar a tus clientes como ejemplo de tu trabajo, es tu propia web.

Además, esta será tu carta de presentación para muchos clientes. Para explicar esa propuesta de valor que hemos visto en el punto anterior.

Necesitas crear una página donde hables sobre ti, desgloses tus servicios y vayas subiendo los proyectos que realices. Es clave ir construyendo ese portfolio.

Además, es el lugar donde podrás enseñar los testimonios de tus clientes satisfechos. Y ya lo sabes, hoy en día todos miramos las opiniones de otros antes de comprar algo.

Formas de encontrar a tus primeros clientes

Una vez que tengas definido quién es tu cliente ideal, cuáles son los servicios que vas a ofrecerle y hayas creado una web propia como carta de presentación, es el momento de ir a buscarle.

Porque no, los clientes no suelen venir a ti. Sobre todo al principio.

Así que te voy a contar las diferentes vías que yo he probado y que me han funcionado (o no) en algún momento para captar clientes.

Y además, te voy a dar un consejo para empezar con cada una de ellas.

1. Aprovecha tu entorno. El boca-oreja manda.

Habla con tu familia y amigos. Ellos son tu círculo más cercano y quienes más confían en ti. Seguro que algunos tienen un negocio o un proyecto personal que podría beneficiarse de tener una web o conocen a alguien que lo tiene.

Te cuento ejemplos reales (que me han pasado a mi) para que te sirvan de inspiración:

  • Puedes tener un primo que pinta en sus ratos libres y necesita una carta de presentación para ofrecer sus cuadros a pequeñas exposiciones locales.
  • Tu hermana puede ir a clases de baile a una academia cuya única presencia online es su cuenta de Instagram/Facebook.
  • Juegas a baloncesto en un club que no tiene página web para que los padres de los niños y niñas puedan ver los resultados de los partidos.
  • Si has acabado de estudiar hace poco o tienes amigos universitarios, puede que necesiten una web para presentar un proyecto que están realizando.

Y no, no siempre tienes que hacer estos trabajos cobrando.

Aquí hay mucho debate pero yo te puedo asegurar que no me arrepiento de haber hecho mis primeros trabajos sin cobrar.

Me sirvieron para ganar experiencia, crear un portfolio y conseguir luego muchos más clientes gracias a las recomendaciones que hicieron de mí los primeros conocidos a los que les hice una página web.

Consejo: Busca en tu red de familiares y amigos cercanos alguien que tenga un negocio. Si no lo encuentras, amplía la red a amigos no tan cercanos. Si sigues sin encontrarlo, comienza a hablar de ellos a tus contactos para que ellos te den ideas de sus conocidos.

2. Trabaja tu LinkedIn

LinkedIn es la red profesional más grande del mundo con casi 900 millones de usuarios.

¿Lo más extraño? Solo el 1% de los usuarios de esta red social comparten contenido de manera semanal.

Esto es una oportunidad enorme para posicionarte como experto en tu sector.

Trabaja tu red de contactos ampliándola poco a poco, sobre todo a nivel local o si te quieres centrar en un nicho específico.

Luego comienza a crear contenido de valor que les haga acordarse de ti el día que necesiten una página web para tu negocio.

En mi caso, y pese a que la mayoría eran personas que no me recomendaban ni comentaban mis post de LinkedIn, recibí (y todavía recibo) muchos mensajes de personas pidiéndome un presupuesto para un proyecto web o diciéndome que me habían recomendado a un conocido suyo. Siempre indicando que seguían mis post y que sabían que me dedicaba a crear páginas web.

Consejo: Ten tu perfil de LinkedIn actualizado y pública de manera recurrente. Puedes hablar de los proyectos que termines, de novedades interesantes sobre el mundo del diseño web o explicando cosas técnicas de manera que tu cliente ideal lo entienda. Por ejemplo, ¿qué es el SEO? Te servirá para darte a conocer y al mismo tiempo para generar confianza en tus conocimientos/habilidades.

3. Busca clientes en plataformas de freelancers

Lo he puesto en tercer lugar porque no es fácil conseguir clientes en este tipo de plataformas si no cuentas con un portfolio previo que puedas enseñar.

Existen muchas pero yo he probado Malt, para trabajos en España y UpWork y Freelancer para trabajos internacionales.

Malt me parece la mejor porque los proyectos suelen ser más serios. En Upwork recibía decenas de peticiones a la semana con proyectos que ni siquiera tenían que ver con diseño web.

Conseguir Clientes WordPress Malt Modular

Es fundamental que trabajes tu perfil en este tipo de plataformas porque es lo que verán las empresas antes de pedirte una propuesta para su proyecto.

Actualiza un portfolio regularmente mostrando tus mejores trabajos y busca recomendaciones de antiguos clientes que le den credibilidad.

Consejo: Crea una cuenta gratuita en la plataforma que más te convenza y trabaja un perfil de calidad. Busca conseguir cuanto antes el primer proyecto (aunque no sea súper rentable) porque a partir de ese momento cualquier posible cliente verá que has trabajado con otros clientes en la plataforma con éxito. Aumentando la confianza en un x10.

4. Aprovecha las asociaciones de empresarios o comunidades online

En prácticamente todas las ciudades hay asociaciones de empresas que se juntan de vez en cuando para hacer networking y encontrar posibles formas de colaborar.

Normalmente, y te lo digo desde una ciudad pequeña como León, suele haber más personas ofreciendo servicios de diseño y desarrollo web. Pero es verdad que siguen siendo un porcentaje muy pequeño del total de empresas de la asociación.

En mi experiencia, entrar en una de estas asociaciones es una buena inversión para conocer otros emprendedores y presentar tus servicios. Si tienes bien trabajada tu marca personal y tu propuesta de valor seguro que puedes convertirlos en clientes.

Consejo: Analiza las asociaciones que hay en tu ciudad y los miembros que tienen (suele aparecer en su web). Si ves que muchos no tienen web o tienen webs muy desfasadas puede ser una auténtica mina de clientes potenciales. Inscríbete y vete a todas las reuniones posibles. Siempre con unas buenas tarjetas de visita para que se acuerden de ti. Que no todo el mundo es tan digital como nosotros.

Esto también es aplicable a las comunidades online. Algo cada vez con más presencia en el mundo digital y donde también puedes conocer a gran cantidad de emprendedores sin moverte de tu casa. Si no las has probado, comunidades como SinOficina son de los más molonas.

5. Busca colaboraciones con otros profesionales

Esta es una de las más importantes y es que el mundo del marketing digital es enorme y no siempre podemos ofrecer todos los servicios que nuestros clientes necesitan.

Pero al mismo tiempo, esto es una puerta abierta para crear relaciones con otros profesionales con los que trabajar en diferentes proyectos.

Por ejemplo. Si te dedicas al diseño web, puedes trabajar con copywriters que escriban los textos, community managers que lleven las redes sociales del cliente o incluso fotógrafos.

Búscalos en tu ciudad o en los sitios que hemos comentado antes. Portales de freelance, asociaciones de empresarios, etc…

Te permitirá ampliar los servicios que ofreces a tus clientes, conseguir más proyectos e incluso recibir comisiones si algún proyecto no te encaja y se lo derivas directamente a uno de tus partners.

Consejo: No tengas miedo de dar tu el primer paso y contratar a otro profesional cuando lo necesites. Busca a alguien que sea complementario a ti y, si trabajáis bien, hay muchas posibilidades de que luego seas tú el contactado para una posible colaboración.

6. Realiza campañas de marketing digital (SEM, Social Media)

Es complicado que funcione al principio y, sobre todo, a pequeña escala (la publicidad online suele ser más barata y rentable cuanta más haces).

Siendo sincero, pese a haberlo probado nunca me ha dado resultados. Aunque conozco a gente a la que sí.

Una vez que tengas cuentas profesionales en las redes sociales donde creas que puedes encontrar a tu cliente ideal, puedes probar a realizar anuncios ofreciendo tus servicios y poniendo como target el público al que te diriges. La segmentación es una de las cosas buenas que tiene este tipo de publicidad.

Consejo: Prueba con una pequeña campaña, por ejemplo, ofreciendo uno de tus servicios con un descuento o centrado en un nicho muy concreto e intenta ver cuántos leads puedes conseguir antes de invertir mucho dinero.

7. Trabaja el SEO Local o de nicho

Esta la he dejado para el final porque es quizás la más complicada y yo tampoco he conseguido que me funcionase.

Se trata de ser capaz de posicionarte en Google para las keywords de los servicios que ofreces.

Directamente hablo de SEO local o de nicho porque creo que si estás empezando puedes tener alguna oportunidad de posicionarte como “Diseño web de WordPress en León” o “Diseño web con WordPress para peluquerías”. Sin embargo, veo imposible intentar hoy en día posicionarse a nivel nacional con cosas como “Diseñador web freelance”. Demasiada competencia.

Eso sí, tanto a nivel nacional como a nivel local conozco a gente que trabajando muy bien esto ha conseguido que la mayoría de sus clientes provengan de Google de manera recurrente.

Consejo: Trabaja muy bien los contenidos enfocados en las palabras clave que te interesan y la velocidad de carga de la web. Si además escribes un blog ya sería la leche, sobre todo si te enfocas en un nicho concreto.

Conclusión

Como has podido ver, conseguir clientes no es tan malo como lo cuentan. No hace falta recurrir a la puerta fría en negocios que no te conocen y donde las posibilidades de éxito son mínimas.

Ten claro a qué tipo de cliente quieres dirigirte, cómo le vas a ayudar y asegúrate de que cuando te encuentren ellos vean algo de lo que te sientes orgulloso.

Y, sobre todo, muévete mucho. Crea sinergias con otros profesionales, trabaja tu marca personal en LinkedIn, crea tu perfil en las plataformas de freelance y aprovecha las asociaciones de empresarios locales. Estas son sin duda mis favoritas y algo que todos podemos hacer sin demasiado esfuerzo.

Espero que te funcionen y, si conoces alguna otra, estaré encantado de leerte.

Héctor de Prada Cofundador Modular
Autor
Héctor de Prada
Cofounder & CEO de ModularDS

Suscríbete a nuestra Newsletter sobre el mundo web