Cómo crear un portfolio web profesional

Héctor de Prada |
24 octubre, 2022
Como Crear Portfolio Web Profesional Modular

Si te dedicas al mundo del diseño y desarrollo web pocas cosas hay más importantes a la hora de conseguir clientes que tener un buen portfolio. 

Seguro que si pasas por el escaparate de una pastelería te llama más la atención cuando ves unos buenos pasteles recién hechos. Pues esto lo puedes aplicar a cualquier tipo de negocio. Ya sea una tienda de deportes, una de informática, incluso una farmacia.

Poder mostrar tu trabajo es fundamental para que los potenciales clientes vean tus habilidades y tengan la confianza necesaria en que puedes ayudarles con su proyecto.

El ejemplo con una pastelería es sencillo, pero ¿cómo se trabaja un portfolio cuando tu negocio es ayudar a otras empresas a digitalizarse?

En este artículo vamos a hablar de cómo deberías crear tu portfolio web y qué deberías incluir para conseguir más clientes.

¿Qué es un portfolio?

Originalmente podríamos definir el portfolio como una especie de carpeta o de lugar en donde se reúne el conjunto de trabajos realizados por un profesional a lo largo de su trayectoria. 

Hoy en día y para profesiones como la nuestra, el portfolio es digital y se suele ver en formato web. Sobre todo si es lo que vendes a tus clientes. Aunque no es la única manera.

Gracias a un portfolio web, nuestros clientes pueden ver cualquier día y a cualquier hora el trabajo que realizamos y así saber qué es lo que pueden esperar de nosotros.

La importancia del portfolio para diseñadores y desarrolladores web

Aquí no vale eso de “en casa de herrero cuchillo de palo” que se suele decir. 

La primera razón por la que deberás tener una web con tu porfolio es porque estás ofreciendo hacer lo mismo para otros profesionales. Por lo que debes predicar con el ejemplo.

Un portfolio te permitirá mostrar los proyectos en los que has trabajado y cómo lo hiciste. Para exponer tus habilidades con algo más que palabras. 

Además, te puede ayudar a establecer una marca única con la que te puedas identificar y diferenciarte de la competencia gracias a un estilo propio. 

Conozco una diseñadora web con una web personal tan bonita que cualquier persona que entra a verla ya está convencida de trabajar con ella.

El objetivo del portfolio es atraer a clientes potenciales y conseguir que estos te contraten. Por eso vamos a ver cómo diseñar un portfolio para ayudarte a conseguirlo.

¿Cómo hacer un portfolio de diseño web?

Como hemos dicho antes, el portfolio va a ser tu principal carta de presentación para futuros clientes. Por lo que debes cuidar mucho su contenido.

Por muy bueno que sea tu trabajo, si tu carta de presentación, es decir, tu portfolio no es bueno, es probable que no obtengas el resultado esperado.

A la hora de crear dicho portfolio puedes optar por una carpeta en la nube, un canal de YouTube, una infografía… 

Crea el tipo de portfolio que mejor encaje con tus objetivos y el que permita mostrar mejor tu trabajo (para diferentes nichos de clientes puedes necesitar uno u otro). 

Nosotros en este artículo nos vamos a centrar en crear un portfolio web.

¿Qué incluir en tu portfolio web?

El trabajo de cada profesional es diferente y personal, por lo que dicho trabajo puede condicionar lo que vayas a incluir en el portfolio. 

Sin embargo, hay cosas que no puedes olvidar y que son importantes para generar confianza, demostrar habilidades, etc…

Escribe un poco sobre ti

Lo primero es lo primero, habla de ti a tu cliente. Nos gusta hacer negocios con personas más que con empresas. Así que haz que te conozcan.

No te explayes demasiado tampoco. Aquí es importante ser conciso y directo, por lo que deberás de ofrecer la mayor cantidad de información en las menos líneas posibles. Así te aseguras de que realmente se lo leen (al menos unos cuantos).

Este es un buen comienzo para parecer todo un profesional, por lo que cuida cada detalle, escribe con cuidado y trata de impresionar al cliente contándole alguna cosa que te haga especial.

Y, sobre todo, empieza a contarle por qué eres la persona indicada para su proyecto y por qué te gustaría ayudarle.

Muestra tus casos de éxito

Puede parecer algo obvio, pero trata de mostrar tus mejores trabajos. A lo largo de tu trayectoria creando webs seguro que hay algún trabajo del que te encuentras más orgulloso que otro. Este es el momento de lucirlo.

Si has tenido la suerte de trabajar para alguien famoso o para una empresa conocida o si una página que creaste es tendencia en internet, no puede faltar ese proyecto.

A veces pecamos de querer mostrar todo lo que hacemos pero ya lo dice el refrán; “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. 

Con unos pocos proyectos de calidad el cliente ya se podrá hacer una idea de lo que puedes hacer. Si necesita más o alguno específico, se lo puedes mostrar posteriormente en una reunión o por email.

Describe el proceso del proyecto

Puede parecer que es suficiente con poner unas fotos de lo que has hecho, pero a muchos clientes les gustará que les cuentes cómo lo has hecho.

Si, es probable que no entiendan mucho, pero demostrará profesionalidad y generará confianza si eres capaz de contarles tu método de trabajo y cómo hacer X acción permitió al negocio conseguir Y retorno. 

Por eso te recomendaría dentro de tu portfolio web tener una página individual para cada proyecto. Lo mejor es que te crees una plantilla y uses siempre el mismo formato de contenidos. 

En esa página puedes contar:

  • Las fases del proyecto y cómo fue el trabajo en cada una. 
  • Galería de fotos del proyecto donde ver, por ejemplo, las diferentes páginas que diseñaste para la web de tu cliente.
  • Resultados obtenidos y medibles. Aunque no siempre es fácil conseguirlos son un plus para generar confianza. 

Que el cliente pueda conocer cómo has trabajado le permitirá valorar de una mejor forma tu trabajo. Y también le dará una idea de cómo sería trabajar contigo.

Testimonios de clientes

Una de las cosas más interesantes que puedes añadir a tu portfolio son testimonios de tus clientes. 

Hoy en día todos miramos las valoraciones antes de comprar algo. Ya sea para ir a un restaurante, un gimnasio o para comprar un libro. 

Por eso mostrar las opiniones sobre ti es perfecto para que los potenciales clientes se puedan hacer una idea de la experiencia que han tenido otras personas trabajando contigo.

Certificados de formación

Si cuentas con certificados de formación, el portfolio es perfecto para que se los puedas mostrar a tus clientes. Eso si, no es algo requerido en nuestro sector y es que muchos profesionales son autodidactas. 

De todas maneras, si los tienes, pueden ser una buena forma de demostrar que te encuentras realmente preparado para llevar a cabo el trabajo. Sobre todo para clientes más tradicionales.

Datos de contacto

Puede parecer algo obvio, pero es tan evidente como necesario.

Imagínate, por el motivo que sea, que tu portfolio ha llegado a una persona desconocida a través de uno de tus clientes. Le ha encantado, tiene un proyecto para el que podrías encajar pero no encuentra cómo contactar contigo. Deja pasar el tiempo, se le acaba olvidando y al final has perdido un cliente.

Puede bastar con que introduzcas una dirección de correo electrónico donde puedan contactar contigo pedir más información. Aunque no está de más tener un teléfono de contacto para poder tener un trato más cercano. 

Si lo acompañas de un call to action (CTA) claro que invite al usuario a contactar contigo mucho mejor.

Consejos para un portfolio web innovador y llamativo

Una de las claves del éxito en cualquier sector, sobre todo en el nuestro, es la originalidad y la innovación. Puedes optar por hacer lo mismo que los demás pero tratándose de un profesional web poder ofrecer tu toque de distinción es fundamental.

Tómate tu tiempo y no tengas prisa en crear el portfolio, esta es una oportunidad perfecta para mostrar tu lado más creativo e innovador. 

Céntrate en lo que realmente te hace diferente a los demás, aquel aspecto que provocaría que te contratasen a ti en lugar de a otro profesional.

Definir tu público objetivo también te ayudará a la hora de orientar tu portfolio. No es lo mismo hacer un portfolio para una gran empresa que hacerlo orientado a pequeños negocios que están empezando.

Cada uno de ellos puede tener diferentes aspiraciones y entender un “lenguaje” diferente. Mientras que una empresa grande puede que busque originalidad y funcionalidad, el pequeño profesional que está empezando buscará algo más sencillo.

Una de las cosas más importantes para tener un portfolio innovador es que este se encuentre siempre actualizado. Si llevas muchos años trabajando como diseñador web, seguro que has ido viendo cómo han cambiado las tendencias de diseño. 

Nunca debes de dejar tu portfolio anticuado, así que de vez en cuando piensa en darle un repaso. 

Y, por supuesto, vete añadiendo nuevos trabajos y aprovecha para mostrar las nuevas técnicas o estrategias con las que trabajas.

Por otro lado, recuerda que una imagen vale más que mil palabras. La mejor forma de crear un portfolio llamativo para los clientes es hacer un portfolio dinámico y visual. Dedica tiempo a tener unas buenas fotos e incluso a hacer mockups.

Piensa que es posible que quien vaya a echar un vistazo a tu portfolio probablemente no cuente con todo el tiempo que quieras de cara a valorar tu contenido. Con unas cuantas imágenes se podrá ver el trabajo mucho mejor y, además, servirá como ejemplo de lo que puedes ofrecer.

Si pones algún vídeo explicando el caso de éxito ya sería brutal. 

Finalmente, el consejo que te hemos dado desde un principio, no recargues el portfolio

Debes de recordar que es mejor la calidad que la cantidad. Escoge los proyectos que transmitan una mayor profesionalidad y, por supuesto, aquellos que creas que son tus mejores trabajos.

Plantillas de WordPress para hacer un portfolio online

Por último, vamos a repasar algunos temas de WordPress con plantillas específicas para crear un portfolio online en caso de que no tengas mucho tiempo pero quieras conseguir un acabado profesional.

Si, en Modular es que somos muy de WordPress y no puede faltar su mención.

Astra: Uno de los temas de plantillas más conocidos. Es realmente versátil y cuenta con una gran cantidad de opciones. Esto te permite construir tu propio portfolio gracias a todas las herramientas con las que cuenta para que no te tengas que adaptar a un modelo específico y así dar rienda suelta a tu creatividad.

Astra Portfolio Web Modular

Pinbin: Una de las mejores plantillas de portfolio que puedes encontrar. Está inspirada en Pinterest y, de la misma forma que la propia aplicación, podrás mostrar tu portfolio como si fueran notas fijadas dentro de un mismo tablero de una manera sencilla y simple.

Fortun: Un set de plantillas de portfolio de WordPress que cuenta con 18 opciones diferentes. Podrás crear el portfolio que quieras incluso aunque no tengas experiencia, ya que con todas las posibilidades con las que cuenta no tendrás problemas en crear un portfolio de calidad.

Conclusión

Tener un portfolio digital si te dedicas a crear páginas web para otros como diseñador o desarrollador es algo fundamental a la hora de convencer a tus clientes de que eres la mejor opción para su proyecto.

Por esta razón debes cuidar mucho lo que muestras en él. Sólo tus mejores trabajos, recuerda. Y de qué manera los muestras. Intenta ser original y claro explicando lo qué has hecho y también cómo lo has hecho.

Esperamos que con estos consejos te sea más fácil crear o retocar tu portfolio web para que te ayude a conseguir nuevos clientes.

Héctor de Prada Cofundador Modular
Autor
Héctor de Prada
Cofounder & CEO de ModularDS

Suscríbete a nuestra Newsletter sobre el mundo web